"Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas". Albert Einstein.

Buscar en este Blog

Cargando...

sábado, 12 de septiembre de 2009

ESCUDO DE LA UNIVERSIDAD DE LOS ANDES

Temístocles Salazar
Grupo de Investigación HEDURE Universidad de Los Andes – Táchira

Gracias a las Licenciadas Ada Marina Nava y Olga Soto y a la Profesora Gladis Niño por haberme invitado a pronunciar esta conferencia en homenaje a los 220 años de la fundación de la Universidad de Los Andes. Porque amamos a esta Universidad que nos ha acogido durante 32 años como profesor, nos atrevemos a auscultar lo que dice el símbolo de ella; a descifrar el significado. Solo se entiende lo que se ama, decían nuestros abuelos. Decodificar el signo es encontrar su esencia, lo que representa, en otros términos es encontrarnos con la historia misma de la ULA.

Debo aclarar que para elaborar o preparar esta conferencia sobre tema tan complejo y apasionante como el símbolo, consultamos los valiosos aportes dados en esta materia por autores como Scholem, Vernant, Callois, Kerenyi, Marc Roberts, Bachelard, Cirlot, Chevalier, Gheerbrant, Graves, Todorov, Jung, Diel, Goethe, Arendt, San Agustín, y por supuesto, la Biblia y el Zohar de la Cábala Judía, pero también la Ley de Universidades y un libro nuestro, muy modesto que recoge la historia de la ULA TÁCHIRA, titulado La Universidad es el Hombre.

Especificar lo que dice el símbolo es transmitir un sentido transitivo, funcional, hasta utilitario, pero también inagotable, infinito, espiritual y hasta místico. Todo ser tiene su símbolo que lo identifica: puede ser una palabra, un gesto, un color, o una alegoría. Las religiones la tienen, los partidos políticos, también los deportes, las naciones, las regiones, las ciudades, las profesiones, los mismos seres humanos, en fin, las instituciones. La ULA también lo tiene. El símbolo o escudo de la ULA fue creado bajo el rectorado de Más y Rubí en l868.

El símbolo de la ULA es esencialmente cristiano, específicamente de arte cristiano. Está inserto en la concepción del sentido figurado elaborado por la exégesis bíblica y reforzada en la hermenéutica agustiniana y por supuesto en la franciscana. La ULA es creación franciscana. Esta concepción exegética o interpretativa contiene dos géneros o simbolismos: la allegoría in verbis y la allegoria in factis, es decir, el simbolismo de las palabras y el simbolismo de las cosas. Estos dos géneros están plasmados en el símbolo de la ULA y es lo que intentaremos descifrar El simbolismo de las palabras está contenido en la frase bíblica que aparece en el libro abierto del símbolo (“initium sapientiae, timor domini”), y el simbolismo de las cosas está contenido en las demás figuras de objetos y cosas que aparecen dentro del círculo y bordean la frase bíblica. Comencemos a descifrar ambos géneros: vayamos de la Allegoría in factis a la Allegoría in verbis. Debemos hacer una advertencia justa y a tiempo: todas las imágenes dentro del círculo (cosas y palabras) conforman un todo y un sentido simultáneo, que no es otro que la misión de la ULA y sus altos fines en el concierto local y universal. No se pueden ver por separado: todo es allí necesario e interrelacionado. De arriba a abajo, veamos al símbolo:

1. LA MITRA: Ubicada en la parte superior del libro. La mitra es un símbolo eminentemente cristiano – católico; es una toca alta y apuntada que llevan los obispos como signo de su dignidad en la solemnidades religiosas. La mitra pues, en lenguaje figurado, es obispado, y en verdad representa el origen obispal de la ULA, la cual fue fundada por el Obispo de Mérida Fray Ramos de Lora en l785.

2. LA LLAMA: La mitra culmina en una llama ascendente que simboliza muchas cosas: simboliza los más elevados misterios de la sabiduría, entre ellos el temor a Dios, porque la sabiduría no es una puerta franca sino un camino de riesgo y dificultades para develar enigmas. Simboliza además la luz celestial y divina, la luz de Dios, la luz del conocimiento, la luz que genera conocimiento, que es algo esencial en toda universidad; simboliza la iluminación espiritual, el amor espiritual que desparrama la universidad; simboliza lo perenne, lo trascendente, y con ello afianza los valores del hombre, que es uno de los rasgos distintivos de la institución, como lo recoge el artículo 1 de la Ley de Universidades.

3. LA PALOMA: Dentro de la mitra aparece una paloma con las alas abiertas, que simboliza el Espíritu Santo, es decir, la tercera persona de la Santísima Trinidad “el espíritu dentro de si mismo” como sostuvo Hegel, el cual no se le esconden los caminos ni las heridas. La universidad no es la excepción a esta verdad. Simboliza además la paz y la armonía necesarias para la diversidad creadora de nuestra casa de estudios; simboliza el manantial de la memoria que permite alimentar la ciencia, simboliza el alma del justo que es lo que busca formar la universidad, en cuyos espacios esta desperdigada la justicia distributiva, por eso el justo es compañero de viajes del científico y del humanista. En la medida que el alma se aproxima a la luz de Dios, luz del conocimiento tan sagrada en la Universidad, en esa medida el alma se hace bella y toma en la luz la forma de una paloma abierta con destellos de luz. Este es uno de los simbolismos más agraciados del escudo de la ULA: nos da mansedumbre, fe, humildad, y nos dice que esta universidad es seráfica, es decir, franciscana para siempre.

4. LAS CINTAS: La mitra va acompañada de sus dos cintas que caen y descansan en la parte superior del libro abierto; ellas significan el triunfo o recompensa a un acto de valor y sacrificio como es, por ejemplo, la conquista de una carrera universitaria; simbolizan además el éxito de la lucha por la libertad y la ciencia tan consustanciales con la universidad, simbolizan que el poder obispal, poder espiritual, descansa en el libro.

5. EL LIBRO ABIERTO: por supuesto, simboliza la ciencia y la sabiduría, simboliza la revelación del conocimiento y de la memoria. Una universidad sin memoria no existiría. El libro es abierto porque no conserva secretos, la ciencia no lo deja cerrar; es abierto porque su contenido es aprehendido, captado con lucidez y sin mezquindad, por quien lo escruta y lee; es abierto porque el libro se ofrece como un corazón amoroso para el que llega a la universidad buscando la luz del conocimiento. Dios es un libro abierto y la universidad también, por eso está en el centro del círculo que enmarca su símbolo. Como contiene un proverbio bíblico (initium sapientiae timor domini) ese libro abierto es una metáfora: es la Biblia que se abre a todos los iniciados en la ULA.

6. EL BÁCULO: Al lado derecho del libro está un báculo que simboliza la fe cristiana. Su forma de gancho o semicírculo representan el poder celestial sobre la tierra. Pero aquí el báculo significa especialmente el báculo del Obispo, como emblema de su jurisdicción pastoral y como símbolo de su autoridad espiritual en la ULA. Debe recordarse que la ULA fue inicialmente el Seminario de San Buenaventura creado por el Obispado merideño.

7. EL BASTON Y LA ANTORCHA: Al lado izquierdo del libro está un bastón o cayado que culmina en una antorcha. El bastón simboliza el sostén de la marcha del peregrino (estudiante, profesor, trabajador) que llega a preparar como búsqueda de luz, a este santuario del saber que es la universidad, peregrino que pasa por ella protegido por el Espíritu Santo aun cuando lo ignore. El bastón simboliza también la autoridad rectoral; en esta Universidad cabían las dos autoridades que guiaban sus destinos: la rectoral y la obispal; la obispal ahora es eminentemente espiritual. El bastón simboliza además al tutor, al profesor indispensable en el proceso de iniciación a la enseñanza universitaria, en la enseñanza de la ciencia, de las humanidades, de la libertad y de lo justo, dando siempre apoyo al discípulo, porque el bastón es eso: es apoyo del alumno para sostenerse y crecer. En todo caso, el bastón simboliza la dignidad del profesor universitario, recordando la vieja práctica o tradición de cátedra, cuando el profesor o catedrático llevaba un bastón, rojo o amarillo, a sus clases, para explicar sus textos y conocimientos.

Por otra parte, el bastón tiene relación con el fuego, con el fuego que regenera, fecundiza, resucita, despierta e ilumina a los prisioneros de las sombras. No se olviden que el fuego brotó de la vara, vale decir, del bastón, según la mitología griega de Hermes. Pero también vale decir que el Espíritu Santo es un pájaro de fuego, que desciende para purificar. No se olvide que el Espíritu Santo está contenido en el escudo de la ULA como ya vimos. Por eso el bastón del escudo de la ULA culmina en una antorcha. Aquí la antorcha es una mentalidad, y su luz alude principalmente a la voluntad de buscar la verdad como una de las tareas fundamentales de la universidad; también significa avanzar en condiciones adversas venciendo las sombras; quemándolas, como lo ha hecho siempre la ULA durante su larga historia. Además la antorcha como instrumento y símbolo de relevo en las carreras olímpicas, también simboliza el relevo generacional en la universidad, donde cada año miles de jóvenes tocan a sus puertas para relevar a otros miles que se van como profesionales, esto hace que la ULA nunca se ponga vieja.

8. EL CATALEJOS: En la parte inferior derecha del círculo está un catalejos o anteojo astronómico de larga vista, para escudriñar el universo. Simboliza también la búsqueda de la verdad, la verdad como revelación de la esencia de las cosas. El catalejos nos dice que no hay verdad que no pueda ser descubierta por muy lejana que esté. El catalejo simboliza la investigación científica que vence la apariencia; simboliza la altura del conocimiento, la rueda del tiempo que permite develar los misterios de la ciencia. El catalejos además, significa estar en lo alto de la montaña, del Ande, para escrutar los astros y el alma de los hombres, y eso lo ha hecho la ULA desde hace dos siglos.

9. EL GLOBO TERRÁQUEO: En la parte inferior izquierdo aparece un globo terráqueo, que simboliza universo, patria, patrimonio, tierra prometida del saber y de la verdad, donde caben todos los hijos de la tierra que sueñan con alcanzar la luz del conocimiento. El globo es uno de los símbolos más distintivos de la universidad, expresa su esencia y existencia más plena: la universalidad, de allí su raizal universitas, que significa precisamente lo universal, lo planetario, la totalidad, la casa de Dios. El globo significa que el universitario perteneciente a la ULA, tiene la misma dignidad universal, universitaria, del que pertenece a cualquier otra universidad en el mundo. El globo además simboliza el pensamiento universal, donde caben todas las ideas, todos los caminos que conducen a la ciencia y al alma del hombre, por eso la ULA está siempre abierta a todas las corrientes de ese pensamiento universal, como lo recoge la norma contenida en el artículo 4 de la Ley de Universidades.

10. EL COMPAS: En la parte inferior y en el centro aparece un compás que no puede verse como símbolo masónico como asoman algunos, habida cuenta que el símbolo de la ULA es de esencia cristiana-católica. El compás en el centro, simboliza la rectitud, la regla, el método, la medida del espíritu y su poder sobre lo material, y la universidad es eso: la medida del espíritu, del conocimiento, del progreso, del alma del justo: Obsérvese que el compás está abierto tan sólo en 45 grados, lo cual significa que la materia del conocimiento no está completamente dominada y por tanto la investigación científica es inagotable. El compás además representa la prudencia y la templanza universitarias, requisitos para alcanzar la sabiduría; representa la veracidad y la justicia distributiva que inspiran la enseñanza universitaria.

11. EL PERGAMINO: El compás descansa sobre un pergamino o papel abierto pero semi enrollado en la parte derecha. El pergamino simboliza el conocimiento revelado, el conocimiento sin secretos, la idea del saber, del currículo necesario sin lo cual no hay universidad, simboliza el logro del correspondiente título profesional que otorga la universidad en pergamino, allí se sella la suerte de la universidad volcada para la vida, como soporte del pensamiento. El pergamino, además, simboliza la eternidad de la palabra escrita porque el verbo vuela. Si la palabra no se eternizara en la Universidad, la ULA fuera un solemne eco de verbo perdido.

12. EL LAUREL: El escudo de la ULA está bordado a la izquierda por una rama de laurel y a la derecha por una rama de palma. El laurel simboliza la inmortalidad. Los romanos, por ejemplo, creían que el laurel evitaba los rayos y los truenos que simbolizaban el poder de la muerte. Algo de eso es la universidad: aquí no se anida el complejo de la muerte, la universidad es utopía donde quiera que esté y toda utopía combate con firmeza a la muerte. Por eso el laurel para la ULA es una excelente compañía simbólica. El laurel además simboliza el triunfo de la sabiduría y del heroísmo del verbo y de la espada; simboliza la gloria y el premio a los héroes hechos con ladrillos de silencio, que en la ULA trabajan por la humanidad y por la patria.

13. LA PALMA: Está al lado derecho. Símbolo clásico de victoria como elevación y exaltación de conocimiento en la ULA, cuya luz es un canto de victoria sobre las sombras. La palma simboliza también el ánima o alma del justo que llega aquí para encontrarse a si mismo, para no ser gobernada por el azar sino por la luz de la razón y la del Espíritu Santo. La palma es emblema de anuncio de cambios, de un nuevo evangelio, de una nueva mentalidad, como lo hizo Jesucristo cuando entró en Jerusalén, y ese mismo sentido tiene en la universidad, por eso esta casa de estudios no es un pueblo de fantasmas que vive del pasado. La ULA es una palma eterna. Debo acotar que existe otra versión de las ramas que no son la del laurel ni la palma, sino que las ramas allí evocadas son de caña de azúcar y de cafeto, que representaban los principales rubros económicos de la región andina, en particular de Mérida en el siglo diecinueve cuando diseñaron el símbolo de la ULA que estamos descifrando.

14. Vayamos ahora al simbolismo de la palabra, la que hemos denominado la ALLEGORÍA IN VERBIS. En el centro del libro abierto del escudo de la ULA, aparece escrito un proverbio bíblico: INITIUM SAPIENTIAE TIMOR DOMINI, que se traduce: el inicio de la sabiduría es el temor a Dios. Entramos pues, en la exégesis bíblica que hablamos al principio de esta conferencia. Este proverbio es uno de los más repetidos en la Biblia, aparece reseñado en los libros de Job, los Salmos, el Eclesiástico, El libro de la sabiduría, los Proverbios, entre otros, y también aparece en el Zohar o libro de la cábala judía, como su primer principio.

Al respecto, nos asomamos con modestia a señalar el sentido simbólico de tal principio o proverbio La fe es tan poderosa (la fe mueve montañas, dicen) que nos sirve de aliento para sobrellevar las luchas, contrariedades y sufrimientos de la vida. La ULA es un campus de la fe, y la sabiduría es un proceso que nos lleva a ella. Pero para llegar a alcanzar la sabiduría debemos poner pie en el inicio, que pudiera interpretarse como un rito de iniciación cargado de Misterios, como toda ceremonia iniciativa, y uno de esos Misterios es el temor a Dios. Y la universidad, viéndolo bien, es un gran rito de iniciación, una gran puerta que conduce a ingresar a un nuevo estado espiritual, moral o científico, en el cual se inicia una nueva manera de ser y de vivir, al darle al aspirante espiritual o iniciado a sus aulas o a su luz, la oportunidad para desarrollar sus facultades y poderes, y adquirir la expansión de la conciencia o sabiduría. Todas las iniciaciones verdaderas tienen lugar en los mundos superiores, como la universidad, porque es allí donde se encuentran los que están autorizados para darlas. Lo esotérico también está incluido en el símbolo. Los símbolos no son tan transparentes como pudiera creerse, están llenos de misterios como este del “temor a Dios” que, como todo misterio, en si mismo es un temor. El “temor a Dios” no debe entenderse para no sufrir castigo en el cuerpo ni en otro mundo, el infierno o el purgatorio por ejemplo. El “temor a Dios” es el temor al Todopoderoso que es roca y cimiento de todos los mundos, incluyendo la sabiduría, ante la cual todas las cosas que existen nada son ante él o son poca cosa. Este proverbio estampado en el libro del escudo de la ULA, significa además que Dios no puede ser despreciado del mundo de la ciencias y las humanidades, y por muy poderoso que se considere un profesor o un estudiante universitario, por haber alcanzado la luz del conocimiento en su recinto, siempre serán una “simple gota de agua del mar” ante la majestuosidad y omnipresencia de Dios, siempre serán “un grano de arena” y son “pocos sus años frente a la eternidad”, como dice la Biblia. Esto significa que la sabiduría es respeto a Dios, a los hombres, a las ciencias y a las letras; sabiduría entonces es humildad, es templanza, es piedad. Sabiduría es una conducta prudente. Cada vez que los hombres, según la exégesis bíblica, se rebelaron contra Dios, y pecaron, y se sintieron poderosos y altaneros como para retarlo o desafiarlo, fueron abatidos por él. Son los casos de las tres generaciones de pecadores: la de ENOC, la del DILUVIO UNIVERSAL y la de la TORRE DE BABEL, cuyo papel mítico lo vemos en nuestro programa de Historia de la Educación. De allí el proverbio: initium sapientiae timor domine, que más que un precepto, es una lección en la ULA. El temor a Dios no es temor a la ciencia ni a la letra.

15. EL CIRCULO: Por último el círculo donde se insertan las cosas y las palabras que hemos explicitado del símbolo de la ULA. Sin el círculo no serían nada los símbolos que contiene, por lo menos, cada uno tendría un significado diferente. El círculo unifica los símbolos, le da sentido e intuición a los mismos, le da simultaneidad, sensación de Universidad como estructura, como totalidad, como unidad. El círculo es el ser de la universidad. El círculo es el símbolo más universal de todos los símbolos, como dijo Kate Langley. En tanto que línea ininterrumpida, simboliza la perfección, la eternidad, el ciclo continuo del eterno retorno. En tal sentido, fue un error contra-símbolo haber cortado el símbolo de la ULA como aparece hoy. Eso mató el simbolismo del círculo y el significado de integralidad (histórica, institucional y franciscana) de la ULA. Fue una decisión errática e inconsciente. En fin, el círculo representa las características esenciales de la universidad: el carácter o estado pluralista del hombre o mujer que convive y se forma en sus espacios y en su espíritu, la búsqueda permanente del cambio y la renovación, y el mundo de los valores trascendentales del hombre. La universidad, como la magia, es “el círculo del espíritu”.

En síntesis, el símbolo como un todo, representa la esencia cristiana, franciscana, de la Universidad de Los Andes, reproduce el origen de ella en el Seminario de San Buenaventura fundado por Ramos de Lora, instituto que se dedicó desde sus inicios al estudio de las ciencias, las letras, las artes y a Dios. Eso dice el símbolo que creó Mas y Rubí. Comencemos a estudiarlo, comprenderlo, asimilarlo, concientizarlo, amarlo. Solo se entiende lo que se ama, decían nuestros abuelos. Esperamos haber contribuido a lograr estos objetivos.